CAPITULO #7 – EDUCAR DESDE LA INTERCULTURALIDAD. EXIGENCIAS CURRICULARES PARA EL DIALOGO ENTRE CULTURAS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CAPITULO #7 – EDUCAR DESDE LA INTERCULTURALIDAD. EXIGENCIAS CURRICULARES PARA EL DIALOGO ENTRE CULTURAS

Mensaje  Gabriela Barahona Herrera el Sáb Jun 11, 2011 7:17 pm

A continuación se presentan un conjunto que incluye las mas importantes citas del capitulo #7. Estas citas fueron utilizadas como insumo en los diferentes foros y para los trabajos realizados durante el curso.

• “Respeto significa reconocimiento del otro, cuidando que sus derechos no se vean menoscabados, acogiéndole en el espacio común de la convivencia a la vez que se le posibilita la expresión de su alteridad…el aprendizaje del respeto, por la via que se adentra en el aprendizaje del reconocimiento, es una pieza fundamental”(pág.149)

La interculturalidad como nuevo “lugar” de la reflexión ética y la acción educativa
• “quedó atrás en la historia el tiempo en que a cada sociedad le correspondía una cultura…se impone la necesidad de articular respuestas colectivas viables ante la urgencia de reestructurar la convivencia social”(pág.150)
• “Desde los antecedentes con que contábamos, singularmente en las sociedades occidentales, para abordar situaciones análogas a las que hoy tenemos delante en escala mucho mayor, las vías para encauzar esa multiculturalidad, una vez desechados procedimientos tan incivilizados como la expulsión o el aniquilamiento, han sido fundamentalmente dos. La primera es la asimilación, consiste en integrar a los culturalmente diferentes previa asunción por su parte de las pautas culturales de la sociedad de acogida. Una especie de reconversión cultural…renuncia a la propia identidad…La segunda es una vía diferencialista, en nuestra contemporaneidad reeditada como multiculturalismo propiamente dicho. En este caso el camino no se enfoca hacia el reforzamiento de la cohesión social absorbiendo o eliminando las diferencias, sino hacia el acoplamiento de las mismas…”(pág.150-151)
• “Con sus respectivas ventajas e inconvenientes ambas vías acaban mostrándose insuficientes – en un contexto más exigente en cuanto a reivindicaciones democráticas de participación política en igualdad de condiciones – por lo demás, todo eso contribuye a la vez a que las relaciones entre los culturalmente diferentes se establezcan pro múltiples vectores y a que, en consecuencia, se produzcan de las maneras más insospechadas procesos de mestizaje cultural, de solapamientos de culturas, de “prestamos” de unas a otras, de interrelación entre ellas, incluso a veces desde el enfrentamiento”(pág.151)
• “En nuestros días no podemos pretender…una práctica educativa diseñada con criterios asimilacioncitas”(pág.152)

Condiciones y objetivos de justicia para el diálogo intercultural, también en el ámbito educativo
• “si a todo discurso normativo le acompañan pretensiones de universalidad, habrá que ser muy conscientes de que tejer una ética universalista desde las diferencias requiere un concienzudo trabajo previo para que tal cosa sea posible”(pág.152-153)
• “Un discurso ético, resultante del dialogo, con pretensiones de orientar la acción educativa, además de lograr incidencia política, requiere la reconstrucción previa de las condiciones que lo hagan posible. Podemos señalar varias. (1)El dialogo intercultural no puede fluir si no es un diálogo liberado de prejuicios…(2)un conocimiento critico sobre las realidades culturales de los otros y sobre las nuestras propias es un instrumento indispensable para dejar atrás las anteojeras prejuiciosas que impiden de hecho tratar al otro como interlocutor que en verdad es escuchado…(3)Hay condiciones económicas y sociales que hacen imposible cualquier diálogo auténtico, que requiere al menos una aproximación a la simetría entre quienes participan en él…es una farsa convocar al diálogo a quien se halla sumido en la exclusión social…al fin y al cabo en educación es clave al credibilidad de quien educa y del sistema en el que su acción se ubica”(pág.153)
• “Una ética desde y para la interculturalidad, labrada desde el diálogo entre los diferentes, no puede pretender establecer una moral que sea en todo la misma para todos…El objetivo, pues, es ponerse a la búsqueda en común de lo que puede ser bueno para todos, que será ese común denominador que deja atrás otras cosas, pero que cada uno puede apreciar como irrenunciable para la vida compartida desde el trato debido a cada cual”(pág.154)
• “En torno a la justicia, por tanto, se pueden ir estructurando los valores universalizables que en el diálogo entre culturalmente diferentes vayan aflorando como indispensables para una convivencia democrática, tanto en los espacios acotados de nuestras respectivas sociedades como en el más amplio de un mundo globalizado en el que todos estamos interrelacionados, aunque desde muy distintas situaciones”(pág.154*155)

Reconocimiento, respeto y acción: respuestas al imperativo intercultural
• “IMPERATIVO INTERCULTURAL, es decir, un mandato moral que descubrimos como deber insoslayable (Panikkar, 2002, págs.. 55 y 2003). Podemos formularlo como obligación moral de activar el diálogo entre los culturalmente diferentes, abriéndose cada cual a la alteridad diversa, para tratar de lograr los necesarios acuerdos dsobre las cuestiones de la justicia que hemos de resolver para hacer viable la vida en común en nuestras sociedades y, a estas alturas, también la supervivencia en nuestro mundo globalizado” (pág.155)
• “No hay vida humana sin reconocimiento (Honneth, 1997). Necesitamos ser reconocidos, aunque sea a través de la confrontación y el antogonismo…Al reconocimiento de uno mismo por otros, entre iguales – fundamento luego de la convivencia democrática – donde unos y otros llevamos ese conocimiento mutuo que es más que mero conocer, que es “re-conocimiento praxeologico”(pág.156)
• “El imperativo intercultural pone en juego esa tercera forma de reconocimiento, la de otro por mí, o colectivamente, la de otros por nosotros, convocando a esa escucha de la alteridad en la que el respeto fragua como actitud moral por excelencia: respecto al otro, a su palabra, a su inviolable dignidad, a lo que deben ser sus inquebrantables derechos”(pág.156)
• “el entendimiento es posible, pero a veces requiere tanta paciencia como empeño”(pág.156)
• “El dialogo al que lleva el imperativo intercultural busca prolongarse en la acción; no en mero activismo, sino en acción dotada de sentido, acción moralmente orientada que ha de hallas concreción tanto en el ámbito educativo como en el político”(pág.157)
• “la identidad cultural es relevante, como lo es el sentimiento nacional, pero ni la comunidad cultural ni el perímetro de la nacionalidad deben ser lo definitivamente determinantes en cuanto al reconocimiento de derechos de los individuos, clave para un lógica coherente de inclusión democrática”(pág.157)

Interculturalidad en tiempo de crisis: reconocimiento y respeto en el curriculum
• “Hay razones para la esperanza, pero sería ciego no atender a lo que Gramsci seguiría considerando motivos para el “pesimismo del entendimiento”. Algunos de ellos no los ha puesto ante los ojos la crisis económica del capitalismo global en la que estamos inmersos, la cual, con toda su profundidad, ha acentuado hasta ahora la precariedad de los trabajadores y el empobrecimiento de los expulsados del mercado”(pág.158)
• “En el campo de la educación, donde la crisis también hace notar su impacto, surge la tentación de relegar a un segundo plano lo relativo a una educación intercultural, como si en estos momentos eso no fuera lo importante, dado que el acento recae en la necesidad de poner al día un sistema educativo que ha de responder mejor a la formación necesaria para insertarse en un mercado muy difícil, en el que el trabajo se ha vuelto a ser un bien escaso y para apuntalar desde la educación la innovación que necesita una economía que requiere ganar en competitividad”(pág.158)
• “No se puede volver a pensar y actuar en educación como si durante estas últimas décadas no hubiera ocurrido el cambio tan fuerte que se ha dado en nuestra sociedad hasta hacer de ella una “sociedad de inmigración”; no se puede seguir pensando y actuando dejando al margen los procesos de hibridación y mestizaje que se están dando delante de nuestros ojos; no se puede seguir pensando y actuando desde la arrogante conciencia de que nuestra cultura hegemónica es el patrón y la medida a la que todos los demás han de someterse; en una palabra, no se puede seguir pensando y actuando como si los otros no existieran ni estuvieran con nosotros. Y menos aun se puede seguir así en todo lo que a la educación se refiere”(pág.159)
“Es hora, pues, de llevar en serio la interculturalidad al curriculum. Si no es así, las propuestas de educación intercultural, de cauces para la imprescindible capacitación para el dialogo entre los culturalmente diversos, quedaran entre los discursos bienintencionados, incapaces de hacer mella en la realidad”(pág.160)
avatar
Gabriela Barahona Herrera
Admin

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 08/06/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://ppcgabrielabarahona.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.