Déficit Atencional - Chaves Sanchez Deybel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Déficit Atencional - Chaves Sanchez Deybel

Mensaje  Gabriela Barahona Herrera el Sáb Jun 11, 2011 1:46 pm

La presente investigación aborda el tema de las necesidades educativas especiales, haciendo énfasis en una de ellas, propiamente denominada déficit atencional. Se presenta su definición, sus características más comunes y las adecuaciones curriculares generales pertinentes, así como las adecuaciones específicas en el área de español.
Es necesario partir de una definición que permita un mayor acercamiento y comprensión de esta necesidad educativa. Según Ericka Villalobos y Krissia Morales:
“El déficit atencional es un síndrome de origen neurobiológico, que se presenta en algunos niños en tres áreas específicas: capacidad de concentración, capacidad de control de impulsos y, en algunos casos, en el nivel de actividad. Estas dificultades deben existir con una frecuencia e intensidad discordantes con lo esperado para la edad cronológica del niño, y ser característica típica del niño, y no eventos aislados.” (2004:5)
Desde la infancia se pueden percibir esas dificultades; sin embargo, es en el ámbito educativo en que se vuelven más evidentes, por el hecho de ser un ambiente más reglamentado y con grandes requerimientos de concentración y de atención. Normalmente los niños no prestan cuidado a lo que el maestro explica, pues están distraídos por numerosos factores; de igual manera ocurre en su vida diaria fuera del ámbito educativo.
Según el Manual de Diagnóstico y Estadística de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-IV) los niños con déficit atencional, presentan por lo general las siguientes características:
Inquietud e impaciencia, dificultad para permanecer sentado, facilidad para distraerse, dificultad para esperar turno, dificultad para seguir instrucciones, tendencia a contestar atropelladamente, tendencia a moverse de una tarea incompleta a otra, dificultad para jugar quietamente, tendencia a hablar excesivamente, tendencia a interrumpir o a interferir, apariencia de no escuchar, tendencia a perder a menudo las cosas que necesita para trabajar, propensión a encontrarse frecuentemente ante algún peligro. (Citado por Villalobos & Morales, 2004:5)
Aquí resulta importante hacer la distinción entre déficit de atención con hipoactividad y con hiperactividad, pues las dos presentan manifestaciones diferentes. Por lo general, el niño hiperactivo presenta una inquietud excesiva y una gran impulsividad; relacionándose más con las características citadas anteriormente; mientras que el hipoactivo lejos de captar la atención por sus maldades o su inquietud, parece no manifestarse, no comprender ni querer participar de lo que hay a su alrededor, se encuentran ensimismados, tranquilos, cansados, pasivos, con falta de interés para resolver las tareas y labores, por lo general no terminan lo que empiezan. La mayoría de los niños hipoactivos son incapaces de integrarse al grupo, puesto que siempre actúan más lento que sus pares. Además, son muy poco comunicativos e incapaces de seguir instrucciones (Bustamante, 2004: s.p)
Es muy importante aclarar que el déficit atencional no se relaciona directamente con problemas de inteligencia, pues hay niños con este síndrome que no tienen dificultad alguna en el área cognoscitiva. Si a un niño con déficit le va mal en la escuela o colegio, es muy probable que se deba más bien a las deficiencias de atención, más que al procesamiento de la información. Incluso, es necesario descartar, que las características que presenta el niño, relacionadas con déficit atencional, se deban a factores externos, por ejemplo, de motivación, o a problemas de génesis emocional, pues muchas veces situaciones como el divorcio, la agresión, abuso físico o sexual, entre otros, pueden afectar directamente el comportamiento del niño, y por ende, confundir esas manifestaciones con el déficit.
Como futura docente, me interesa particularmente este tema, pues es justamente el educador, además de sus padres, quien convive la mayoría del tiempo con el niño, y es quien normalmente logra diagnosticar este síndrome
después de observarlo durante largos periodos lectivos; además es a él evidentemente a quien le concierne la atención del niño con déficit atencional; de manera que el trabajo del docente, cumple un rol protagónico y necesario en la ayuda que el niño va a necesitar para mejorar su situación en el ámbito educativo.
Es importante pensar en innovaciones metodológicas y en adecuaciones curriculares que permitan un progreso y una mejora en su educación. Entiéndase por adaptaciones curriculares, según el diseño curricular de la provincia de Santa Fe, como las variaciones que realiza el docente para que los alumnos con necesidades educativas especiales puedan acceder al currículo común. (citado por Borsani; 2001:43)
En el caso del niño con déficit atencional, pueden ser útiles algunas adecuaciones curriculares “no significativas”, sugeridas en material mimografiado de la psicopedagoga costarricense Silvia Arguedas: dividir las tareas en segmentos más cortos; cuando el contenido del tema muestre complejidad, utilizar conceptos más complejos antes de enseñar lo abstracto, y reducir el número de conceptos introducidos a un tiempo; utilizar guías y listas que ayuden al estudiante a organizarse; señalar la información importante, usar claves de color, subrayado y otras; ofrecer copia escrita de algunos materiales; llamar la atención del estudiante hacia los puntos fundamentales con expresiones como “¡esto es importante!” “¡todos aquí!”; evitar hacerle preguntas cuando es obvio que no está poniendo atención; lograr que participe cuando está atento. (citado por Citado por Villalobos & Morales, 2004:5)
Específicamente en la asignatura de Español, algunas adecuaciones curriculares serían principalmente: supervisar constantemente el trabajo del niño, utilizando una actitud de apoyo; utilizar material didáctico muy creativo para llamar así su atención, de la misma manera es importante utilizar metodologías diferentes e innovadoras, para hacer de la clase un lugar atrayente y que permita a su vez un interés por los temas; establecer comunicación con el estudiante, para asegurarse de que sigue el hilo de las lecciones y que está comprendiendo, entre otras.

Bibliografía
Aguilar, G. & Camps, G. & González, F. & Jiménez,F. & Masís,M. & Pérez, M.(1998). La atención de las necesidades educativas especiales de los alumnos en el marco de un centro educativo para todos. San José, Costa Rica: MEP.
Borsani, María José. (2001). Adecuaciones Curriculares. México D. F.: Ediciones Novedades Educativas de Mexico S.A de C.V.
Jiménez, Flora. (1998). La estrategia de las adecuaciones curriculares. San José, Costa Rica: MEP.
Montiel, Ericka & Morales, Krissia. (2004) Niños con déficit atencional. Orientación a padres y docentes. San José, Costa Rica: Editorial Universidad Estatal a Distancia.
Morgan, Z. & Alpizar, L. & Avendaño, M. & Cruz, G. & Torres, R. & Quirós, J. & Segura, M. & Moreira, T. & Corella, I. (1998). La evaluación de los estudiantes con necesidades educativas especiales. San José, Costa Rica: MEP.
Internet
Arbieto, Kenny. (Versión electrónica: http://www.psicopedagogia.com/deficit-de-atencion visitada el 21 de marzo del 2011)
Bustamante Guillermo. (2006). Niños hipoactivos ¿En qué están pensando? (Versión electrónica: http://www.elamaule.cl/admin/render/noticia/4411 visitada el 21 de marzo del 2011)
Calderón Astorga, Natalia. (Versión electrónica: http://www.nataliacalderon.com/deficitatencional-c-52.xhtml visitada el 21 de marzo del 2011)
Trastorno de déficit de atención. (Versión electrónica: hipoactivo.http://orientadordeso.lacoctelera.net/post/2007/06/14/trastorno-deficit-atencion-hipoactivo visitada el 21 de marzo del 2011)
avatar
Gabriela Barahona Herrera
Admin

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 08/06/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://ppcgabrielabarahona.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.